fbpx

Por qué el marketing musical es tan agotador en estos días

Por qué el marketing musical es tan agotador en estos días

Mantener una presencia frecuente en varias redes sociales se está volviendo un problema para la salud mental de muchos artistas. ¿Es posible no caer en este pozo, para algunos sin fondo?

Las recientes protestas de músicos sobre la presión de mantener una presencia constante en las redes sociales son desconcertantes en una época en la que muchos artistas luchan contra los problemas de salud mental. En las últimas semanas, Halsey, Self Esteem y otros han hecho declaraciones públicas sobre su preocupación por la presión que genera plataformas como TikTok para publicar la música de cualquier artista.

La situación se ha convertido en una especie de crisis, y ahora el Music Managers Forum ha publicado “The MMF Digital Burnout Report”’, un informe que establece que: “El gran volumen de demandas de lanzamiento y contenido de los artistas puede ser abrumadoramente agobiante, especialmente en un mercado superpoblado. Esto se complica aún más por la expectativa de que los músicos requieren una cantidad significativa de seguidores en las redes sociales para recibir apoyo”. Si bien no hay duda que el auge del streaming, las redes sociales y la cultura de «siempre conectado» son los impulsores del problema, una de las principales causas directas es el marketing musical, especialmente el promovido por los grandes sellos musicales.

No se trata de criticar a los equipos de marketing. Continúa habiendo un exceso impresionante de campañas que aprovechan las personalidades de los artistas, las ideas novedosas y las tácticas oportunistas para impactar en las diversas métricas que ahora podemos medir instantáneamente: participación en las redes sociales, vistas y transmisiones. Los especialistas en marketing musical trabajan bajo una gran presión de tiempo, a menudo con presupuestos modestos o bajos, en comparación con sus contrapartes en otras industrias. Sus esfuerzos son impresionantes y, francamente, agotadores. El problema es que estas campañas están limitadas por la falta de palancas de marketing directo que puedan llegar a los fanáticos de la música de manera más directa.

Por otro lado, los artistas independientes ahora están sujetos a un requisito de viralidad. En el informe del MMF las soluciones sugeridas para aliviar las presiones sobre los músicos y artistas no dan en el blanco: pausas planeadas en las redes sociales (poco prácticas) y más transparencia de los servicios de transmisión sobre sus algoritmos (poco probable). El informe advierte que los managers también deben aprender a «decir no» y que debe haber un entendimiento de que no todos los artistas se sienten cómodos en las redes sociales o en el papel de «influencer».

Estamos destinados a estar en una era de gestión de canciones y marcas de artistas, que requieren experiencia en los primeros principios, en este caso de marketing musical: creatividad y comunicaciones de marketing integradas, campañas conjuntas que construyen el «valor de marca» de un artista y lo preparan para la longevidad. En cambio, todos siguen persiguiendo el último pico en un gráfico. No es de extrañar que muchos artistas hayan expresado alivio por haber llegado a la escena musical antes del dominio de las redes sociales.

El marketing musical no es una tarea fácil y, como señala el informe de MMF, no solo los artistas sufren agotamiento, sino también sus equipos. Con un flujo interminable de lanzamientos prioritarios, entran en una rueda de promoción que nunca termina y rara vez conduce a un punto final satisfactorio para cualquier músico. No todos los músicos pueden ser Adele, quienes pueden permitirse el lujo de mantener un aire de misterio anticuado, desapareciendo de la escena antes de regresar con álbumes número uno y espectáculos con entradas agotadas. Sin embargo, la solución es simple: la industria de la música debe utilizar su generosidad de la era del streaming para invertir en canales de medios musicales y ayudar a desarrollar medios independientes centrados en la música. Les daría a los especialistas en marketing musical un acceso más directo a las audiencias y a los artistas más opciones para aparecer en el radar sin tocar en la calle durante dos años con la esperanza de que alguien se dé cuenta. ¡Crucemos los dedos!

Compartir:

PRO
CONVIÉRTETE EN MIEMBRO PRO E IMPULSA TU CARRERA MUSICAL

$35 PAGO ÚNICO

banner-pro-foto
Apple music para artistas

Apple Music para artistas

La era digital ha llegado a la Industria musical. Si eres músic@ 100% independiente, quieres gestionar tus métricas y tener